¡dengo bocos!


Después de más de dos semanas con toda la tos del mundo, haber acabado con los bosques de media provincia en forma de pañuelos de papel y con el cuerpazo serrano más entumecido que el de Chiquito de la Calzada recién levantado....llevaba un par de días de tregua quasi primaveral. Tal era mi gozo que a media mañana me he embutido el chandal de mudar , le he quitado el polvo a mi bicicleta y nos hemos ido ambas a lucir brillo hacia el campo. Imaginad el vientecillo acariciéndo la piel, la melena volando y la sonrisa puesta.

Pues bien.....ahora: ¡¡¡dengo bocos¡¡¡. Mi perro anda todo el día sobresaltado por mis estornudos, mi nariz luce un brillo rojizo preocupante y el arsenal de pañuelos con los bosques de la media provincia que quedaba yace en mi papelera.

Voy a tener que sustituir el reconstituyente caldito que tenía pensado para cenar por unas tostadas de Vicks Vaporub 



1 comentario:

Mª Mercè dijo...

Nor, tómate primero el caldito y luego esa "buenísima" tostada!!

Besos en la distancia, no sea que yo denga bocos!!!