Un pequeño rincón en la cocina


En estos días ya ando acomodando el rincón donde se "cocerán" los cafés con la llegada del buen tiempo.: un pequeño patio donde nos acompañará el aroma de los geranios y del incipiente jazmín que se resiste a florecer.

El rinconcillo que nos ha cobijado a lo largo de varios meses sólo será un lugar de paso. Es tan sólo una esquina de la cocina , pero que tiene un ambiente especial que huele a guisos y a llantos, y a risas , y a razones, y....a café.


Los azulejos están impregnados de ilusiones, de temores, de desvarío, de sinrazones, de ideas, de recuerdos...Desde hace once años el pequeño rincón nos acompaña muchas tardes en un abrazo más allá de las palabras...

Y allí , nuestro eterno testigo, a veces atento a los sonidos que puede entender, a veces dormitando, otras ávido de caricias: Benitus , el guardián de los secretos.

A todas mis cafeteras y cafeteros: Gracias por hacer de mis cafés un privilegio.


3 comentarios:

Mª Mercè dijo...

Segur que en el nou raconet també será un plaer prendre un "cafenet" amb tu.

Una abraçada ben forta, Nor.

cristina/vecina dijo...

me encanta tu rincon,aunque yo con eso de no poder tomar cafe,sería manzanilla,encima la olor del jázmin me da dolor de cap,jaja,que polca soy,total que he pensao que me quedo con benitus y haremos lo que el quiera.ok.besitos

Nor dijo...

Mercè : En el racoet d'estiu se està de glòria¡¡¡¡¡

Cris yo no me arriesgaría a dejar hacer a Ben lo que él quiera......tú misma.....