Dos villancicos entrañables

No me gustan especialmente los villancicos. Sólo me une a ellos una pequeña vinculación afectiva ligada , sin duda, a la nostalgia de la infancia.

Muchos de ellos tienen letras tan absurdas que desafían el respeto al intelecto de cualquiera . El sonsonete machacón de su uso y abuso en ambiente comercial en los últimos lustros me hace insoportable la audición de coros de infantes.

Sin embargo hay un par de ellos cuya melodía me resulta entrañable y me trae un olorcillo a leña quemada, un calor de fuego de hogar, luces ténues de velas y sabores muy dulces de chocolate y turrón. (La navidad que sí me gusta)

Me encanta la música de "Noche de Paz" , y me provoca una melancolía indescriptible una nadalenca popular valenciana "La Nit de Nadal".










2 comentarios:

Mª Mercè dijo...

La nadalenca valencia és preciosa!! Té ritme de valset iés fàcil de cantar.

Dels Tres Tenors, què vols que et digui? No hi ha paraules per a magnificar-los, ni junts, ni per separat.

I la gran sorpresa ha estat sentir a la "meva" estimada Enya, cantant la famosa nadala: sembla un àngel!

T'envio una abraçada molt forta, Nor, amb el desitg d'un Nadal plé d'amor i pau.

Nor dijo...

Moltes gràcies Mercè. Rep també els meus millors desitjos per a aquestos dies i per al proper any.
un petonet de torró.