Nieva


Comenzó a nevar hace un par de horas.Con los primeros copos, mi perro y yo salimos a dar un paseo. Era su primera vez, pero apenas se ha enterado.Yo , podría contar con los dedos de mis manos las veces que he visto nevar. Es algo ocasional en las latitudes que habito. Quizá por eso, cuando sucede , experimento una absurda e infantil alegría, que no logran disipar los fogonazos de cruda realidad que flashean el monitor de mi mente. Desde el ventanal de mi estudio, arropada por el suave poncho de lana, la calidez de la estufilla, y abrazada por una buena música os fotografío los tejados, apenas blanqueados, que contemplo desde la ventana. Mientras, Ben, observa en la terraza.

ACTUALIZACIÓN

Tras un ratillo de adaptación , un tanto delicada, quería mostraros lo que nos hemos encontrado Ben(mi perro) y yo aterido de frío y empapado.




Este lindo ser está, ahora, recuperándose en nuestra cocina. Me sorprendo, de nuevo, una vez más, temiendo hacer el rídículo ante la policía municipal dando el aviso de su encuentro, teniendo que esconder el evento ante ciertos familiares, temiendo que mis amigas me pongan verde una vez más cuando se enteren.....Lo cierto es que estoy hasta el moño de mí misma, por avengonzarme de mi debilidad hacia los animales. SEncillamente había un ser necesitado y le he auxiliado porque podía. Como dice el poema de Dulce Mª Loynaz: "Quiereme entera..."

Voy a publicarlo por donde pueda por si encontrase a su familia.....


9 comentarios:

Jesús Párraga dijo...

Lo de pasear al perro tempranito tiene sus ventajas. A mí me pasó lo mismo que a tí, pero mi perra se ha olvidado de hacer pis tratando de atrapar copos de nieve al vuelo.

Nor dijo...

Sí, Jesús. Pasear temprano tiene muchísimas ventajas, y pasear con un perruno más. No saben lo que se pierden quienes no saben disfrutar de ello.
Un abrazo

juaneume dijo...

Hay quienes vamos a por el pan de buena mañana, con el gato.

Anónimo dijo...

Vaya, Juane....qué original¡¡¡

adela dijo...

Me encanta leerte, tu blog es para mí como un refugio de ternura. Cuando necesito algo bello, algo tierno algo humeante y sabroso abro tu blog. Pero, como soy muy vaga estoy en la sombra y nunca te escribo. Es una gozada que estés ahí detrás de todo el código HTML. Arrechuchos, de osita a osita.

Nor dijo...

Qué lindo, Osa¡¡¡¡¡¡ Me ha gustado casi tanto como tus abrazos.....

Mª Mercè dijo...

¿Sabes, Nor? A mi perra la recogí un frío invierno de hace seis años, para darle un poco de calor de hogar y que muriera con cariño y estamos juntas desde entonces!!

La veterinaria me dijo que no viviría ni una semana, estaba deshidratada, hambrienta, sin pelo...y al cabo de un año estaba radiante!

Así que pasa de todo y de todos y si puedes, quedate con ese gatito.

Petons i abraçades!

Mononoke dijo...

Vaya historia la del gato =D
Y lo de las nevadas...juraría que he visto ¿cuatro?

MariCarmen66 dijo...

Hola Leo, he leido esta noticia y me ha sorprendido el que "temas hacer el ridículo".
Haz el favor de seguir siendo como eres, porque simplemente eres genial (tod@s deberíamos aprender un poquito de tí)....

El ridículo lo hacemos los demás por no "ayudar" como tú lo haces sin esperar nada a cambio.

Yo, ya me conoces...... y esto de los animalitos, pues.. (como que me causan mucho respeto, por decirlo de alguna manera(

Suerte con el gatito.

Muchos besos, guapetona